Estilo en la política

[Artículo de Bajo La Tiranía]

Hace unos años cuando cogía una hoja impresa y veía una diana con frases del tipo “¡mátalos!” o bien “Un cerdo, un disparo”, sabía seguro que se trataba de propaganda anarquista o comunista contra fascistas.

 

Aun ahora si coges la revista de algún colectivo anti-fascista verás frases parecidas, venden camisetas con anuncios tipo “Mierda fascista”, “corta los cojones a los nazys” y cosas de este tipo. El colectivo Gay-Lesbianas promueve insultos y todo tipo de amenazas groseras, frases pornográficas contra “fascistas”.

 

Desgraciadamente en estas dos últimas décadas ya no puedo estar tan seguro, ahora resulta que también hay propaganda y material que bajo la pretensión de ser “fascista” o “nazy” usa ese mismo estilo. Un tío con bate de beisbol golpeando a matar “Sharps”, o bien un cerdo con un petardo en el culo con frases como “mátalos, destrózalos, elimínalos, hijos de puta, etc.…” Puedo ver caras de un judío como diana de un tirador o un tío Sam americano cagando en un orinal con la marca de un “fast food”.

 

Lo siento, pero este estilo NO es nacional Socialista, jamás lo ha sido y jamás debe serlo.

 

La película más dura contra el judaísmo que se ha efectuado ha sido sin duda “El judío Suss”. Los que la hayáis visto (tuve esa suerte hace unos años) veréis que cuando al final de la obra el judío va a ser ahorcado por sus crímenes ante todo el pueblo, la gente, los protagonistas, las propias víctimas del infame, están serios, tristes, no muestran en modo alguno satisfacción una fiesta ni un acto populachero de venganza sádica.

 

Comparad ese estilo con la muerte de Mussolini, las masas comunistas escupiendo en público y meando ante el cadáver de Mussolini y su amante colgados en la plaza pública durante días…una masa grosera y brutal riendo y efectuando actos impúdicos con los enemigos muertos.

 

Pero ahora hay algunos “fachas” que creen que pueden imitar a los demócratas, profanando cementerios judíos.

 

Hace un par de años salió un comic infame titulado “Hitler=SS” donde se hacía mofa de los judíos en los campos de concentración. Es evidente que si se hubieran mofado de los alemanes o japoneses en los campos de concentración aliados de 1945 no hubiera pasado nada, pero tratándose de judíos este Comic fue prohibido, aunque corren copias por ahí. Este comic es una burla de los judíos, pero está efectuado por anarquistas y marxistas, ¡no por nacionalsocialistas! Y en modo alguno podría ser aceptable en nuestro estilo semejante infamia, puesto que el comic es del peor gusto, escatológico, impúdico y repugnante. No, la lucha política por parte de los Nacional Socialistas debe atenerse a un estilo. Puede ser dura, debe ser crítica con la basura mercantilista pero jamás usar del mal gusto y de la escatología, de la amenaza grosera y la violencia brutal.

No somos pacifistas, creemos en la pena de muerte y consideramos merecedores de ella a los dirigentes de la Usura mundialista actual, pero castigaremos sus crímenes con tristeza, lamentaremos tener que ser violentos con sus criminales, respetaremos la seriedad del momento del castigo, y jamás convertiremos en una fiesta populachera lo que es justicia necesaria.

 

Por lo mismo nuestras acciones deben ser reflejo de ese estilo. Si hay que denunciar al enemigo será sin insultos groseros, ni amenazas mamporreras. Jamás se puede caer en esa impresión de violencia callejera barata y gamberril que se ve en algunas publicaciones “fachas”.

 

El terrorismo es anti-ético bajo toda forma de verlo. Jamás se puede apoyar el terrorismo como forma de lucha. La insensibilidad, la brutalidad, la crueldad, son formas del comunismo y del materialismo pero jamás pueden ser el estilo de un movimiento espiritual y ético. Yo he visto como un mafioso de la peor especie, que se dice facha, iba amenazando a otros camaradas de sacar sus nombres en la prensa y promover escándalos con sus nombres para que los despidieran, si se oponían a sus planes. Este es el tipo de sub-humano que hay que eliminar de nuestras filas. La chusma, los matones, la brutalidad y la bajeza como persona son nuestro enemigo.

 

Recordad a HESS, casi 50 años de tortura, una crueldad increíble con quien voló para pedir la paz, pero él, HESS, jamás abandonó en sus cartas y conversaciones con su esposa el estilo sereno, digno. No cayó en el odio ni en la petición de venganza. El nacionalsocialista cumple su deber, deja la justicia a sus camaradas y asume su destino con orgullo y serenidad. Y si queremos un ejemplo moderno, podemos ver el desfile de los nacionalistas flamencos en Dixmuide, serios, juveniles, uniformados, disciplinados, nada que ver con bandas o gamberros, jóvenes del pueblo, sin cervezas ni porro, desfilando por las calles con sus coronas de flores en honor de los caídos en la lucha por Flandes.

 

Quizás seamos menos, pero si no lo hacemos, al menos yo, dejaría de inmediato la lucha NS, no vale la pena luchar por ideas teóricamente buenas pero junto a gente infame.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: