Los problemas de la acción en un momento de reflujo, o Caminando por los senderos de la Tierra Media

[Publicado el 7 de febrero de 2002 por la Agencia de Noticias Vértice (ANV)]

Solo un análisis riguroso de la actualidad política podrá darnos los elementos correctos para la acción. El problema de nuestro tiempo es que la actualidad política en muchos caso no forma parte de los elementos que se tienen en cuenta para el desarrollo de las tareas de preparación de la acción.

Un análisis de lo que se está haciendo por nuestra parte, es decir, de lo que ocupa principalmente nuestro tiempo, concluiría que suele ser “nosotros mismos”. Negarlo es una tontería. Es cierto. Lo grave, o lo curioso, es que todo esto ocurre en varios campos políticos. Especialmente grave, o curioso, es el caso del movimiento anti-globalización, que ya ha pasado a denominarse por “otra globalización”, que esta inmerso en una discusión sobre ellos mismos: como son, como han de comportase, como han de tomar las decisiones, También es curioso el caso de la preparación del congreso del PCE (a celebrar en marzo del 2002) donde es más importante discutir quién excluye a quién en las asambleas preparatorias, sin entender que lo que la sociedad reclama del PCE es una postura sobre la realidad social actual, o cómo va a dirigir IU y en qué dirección, una vez el PCE es hegemónico, y casi único participante de IU.

Mal de muchos consuelo de tontos. Dicen. Y puede ser cierto. Pero es real. Tras esas largas e inútiles discusiones sobre si nuestra acción es demasiado virtual, apuradas elegantemente con expresiones como “en lo virtual hemos llegado a la máxima optimización, dedicarle más esfuerzos es ya derrocharlos”. Debate que oculta cada vez más que lo “virtual”, habla en realidad de Internet, no de lo alejado de lo real. Internet es cada vez más real, más omnipresente. Algunos no recuerdan, quizás porque no lo han vivido, el trabajo militante de doblar y ensobrar miles de cartas, o cientos de boletines. Hoy eso va siendo sustituido aceleradamente por la pesca cuidadosa de direcciones electrónicas. Y no por ello es más inútil.

El análisis de la actualidad política y social debería encaminar nuestros debates. Una actualidad que en los últimos seis meses ha sido muy vivaz, y con muchas consecuencias. Es curioso recordar que iniciativas existían hace seis meses y cuales han desaparecido. Algunas iniciativas han resucitado, otras han muerto. Sorprende ante todo que no haya habido reflexión sobre esta realidad.

?Cuál es esa realidad política y social? Leer algunos periódicos, unas cuantas revistas, nos ayudarán a verla. No sirve lo que nosotros mismos “construimos” como actualidad, es necesario “salir del bunker”, una expresión que no tiene grandes cosas que ver con el ambiente de los 70. Hay que salir de la propia autoretroalimentación. Hay que leer mas, ojear mas, otear mas, hoy es más fácil y hay que aprovechar.

La realidad esta allí afuera, y hay que salir a verla. Y luego volver, porque hay quien cuando la ve desaparece, por un motivo u otro. Una vez vista la realidad, volver y decidir sobre la acción.

Hoy se tiende a una cierta simplicidad en el mundo de la batalla de las ideas. Por decirlo de alguna manera, hemos de ser capaces de transmitir nuestras ideas fuerzas en el tiempo de un anuncio de televisión, incluso consiguiendo sólo la atención que logran captar los anuncios de televisión. Es decir, en plenos golpes visuales y mediáticos. Cualquiera que intente hacer pasar uno de esos discursos elaborados sobre lo que “no somos”, solo conseguirá la atención mediática hasta la mitad del segundo que “no somos”. Es importante pues que la primera frase sea la esencial, la que transmita nuestro mensaje, nuestras ideas.

Estamos en un momento de reflujo de las alternativas.

O dicho de otro modo, el actual poder esta muy consolidado y no deja resquicios para las alternativas. Todo el mundo sabe que para copar un mercado sólo es necesario tener varias marcas, aunque en el fondo sean del mismo propietario. El ejemplo de los automóviles es didáctico, unos pocos grupos de automoción, que mantienen cada uno tres o cuatro marcas comerciales, copan casi la totalidad del mercado del automóvil.

Hoy los partidos políticos presentes en los parlamentos y la mayoría de ciertos movimientos sociales (ONG y asimilados) comparten los valores de fondo. Eso no sería malo de por sí. Lo peor es que tienen incluso los mismos amos. Unos pocos centenares de personas, que incluso tienen la osadía de juntarse físicamente varias veces al año, dominan realmente al mundo. La alternativa a todo ello es cada vez más compleja, más difícil. Pero los problemas de este mundo son cada vez más evidentes, y ello nos ayuda. Sus soluciones no son aptas. El modo de superar sus contradicciones suele ser absorber las protestas, crear las pseudo-alternativas. De Le Monde a ATTAC, de ATTAC a la antiglobalización, de la antiglobalización al Foro social, del Foro Social vuelta a la social-democracia y el reformismo. Es el ejemplo de un trayecto real y cierto. Y hay muchos más, menos conocidos pero también ciertos. La alternativa es cada vez más difícil de construir en este momento, y cada vez dejan menos resquicios para introducir la cuña que derrumbe su construcción.

Pero a veces los eventos corren con rapidez. Y en pocos meses una situación que parecía inmutable cambia radicalmente o abre el camino a procesos que parecían imposibles meses antes: la caída del muro de Berlín, la desmembración de Yugoslavia, el 11 de septiembre, y es posible que el Fin de la Historia no haya llegado, por lo menos sus voceros ya no hablan tan alto.

Hay que estar preparados para lo que venga, hay que preparar a los nuestros para todo ello. Y también hay que estar preparados ante esos cambios continuos y sin retroceso, por ahora: la yankización de nuestro modo de vida, de nuestra cultura, de nuestros hábitos, de nuestra manera de ser. Ante ello, cada vez más, hemos de reclamar nuestros derechos de indígenas europeos, que defendemos la tierra de nuestros padres y de nuestros hijos, que queremos transmitir a las generaciones venideras el legado de la Europa inmemorial y de la Europa histórica.

Estamos en un momento de reflujo de nuestras ideas, de nuestro movimiento, pero cualquier momento puede ser nuestro. Tanto los cambios evidentes y rápidos, como las lentas invasiones culturales o demográficas, están ahí. Y nosotros tenemos derecho y, evidentemente, algunos creemos que el deber de reaccionar.

El reflujo de la izquierda real: elecciones 2003 fase critica.

En el marco del reflujo de las fuerzas políticas que se oponen al Sistema, o por lo menos claman por una reforma sustancial del mismo, cabe destacar lo que podríamos llamar “izquierda real”.

Esa izquierda real sería, en general, lo que está a la izquierda del PSOE. Pero no es suficiente. Además habría que exigir que no quieran ir hacia el centro. Es decir, estar a la izquierda del PSOE, pero querer aliarse al PSOE, o a partidos más a la derecha, sería un rasgo de alejamiento de la izquierda real. ?Problema? Una definición como ésta dejaría fuera a las federaciones Vasca, Balear, Aragonesa, etc., de IU, donde IU participa en gobiernos, no solo con el PSOE, sino también con las burguesías locales.

El próximo congreso del PCE se supone que debería aclarar el futuro de IU. Se ha de celebrar a principios de Marzo. Pero andan mas ocupados en los navajazos internos que en su futuro. Una de las componentes más significativas que no son del PCE (!si, todavía hay alguna!), Espacio Alternativo, nombre con el que se designa una agrupación de colectivos diversos, celebran su reunión confederal en febrero, pero no son capaces de avanzar como estará IU dentro de dos años.

Las elecciones de junio del 2003, locales y autonómicas, ?serán el final de la izquierda real? Todo parece indicar que sí. Si IU sigue en este tono seguirá perdiendo escaños autonómicos. Y bastantes concejales. Y con ello muchos perderán su puesto de trabajo de asesor, del cargo por designación, que mantienen gracias a ello. Y como es normal se producirá la desbandada.

?Qué quedará de la izquierda real en otoño del 2003? Todo parece indicar que poco.

Mas allá de la izquierda real. ?Hay algo? En principio sólo encontramos grupúsculos troskistas, en muchos casos trabajando paralelamente en IU, anarquistas CGT, CNT, ateneos, okupas y parte del MRG y algunos marxistas radicales (PCE(r)).

Algunos creen que el movimiento antiglobalización tiene fuerza, pero la realidad es que en España, en el segundo semestre del 2001, se disgregó, y en las reuniones de Zaragoza (noviembre 2001) y Marinaleda (febrero 2002) ha demostrado que ya está agotado. A nivel mundial, como ha quedado escenificado en el Foro Social de Porto Alegre, se ha producido una división entre reformistas (ATTAC, Foro Social Mundial, Chomsky,) y radicales (Black Block, neoprimitivistas,), mientras que algunas fuerzas (Invisibles, …) no han sabido superar los acontecimientos de Génova.

No importa. Aunque seamos tres hobbits, un elfo, un enano, dos hombres y un mago, HAY QUE SEGUIR ADELANTE. Gana quien resiste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: