Editorial sobre Alternativa Europea

[Editorial de Juan Antonio Llopart en Tribuna de Europa sobre Alternativa Europea.]

Hace ya varios meses que en la práctica totalidad de Europa surgieron posicionamientos favorables a la denominada “nebulosa rojo-parda”. Los principales medios de comunicación se hicieron eco de ello.


Hoy, si bien ya no tiene esa misma resonancia, las organizaciones que desde un principio se alzaron como Nacional-Comunistas, Nacional-Bolcheviques o como activistas solidarios de los hechos de Octubre pasado en Rusia y de lo que se creó en su entorno, siguen trabajando por una ALTERNATIVA EUROPEA. Así, en Francia, Italia, Rusia, Polonia, etc., siguen siendo noticia su trabajo, sus propuestas y sus publicaciones. Todo ello no fue, ni ha sido, ajeno a España. De todos es conocido nuestro apoyo a los planteamientos Nacional-Bolcheviques. Cabría aquí aseverar que nuestro proseguir en la tarea, y nuestra consolidación como organización, son sin lugar a dudas, una muestra de que nuestras propuestas y nuestras acciones no son equívocas o sectarias.


Ahora bien, era lógico por otra parte, encontrarnos con actitudes sumamente cerradas y por consiguiente contrarias a nuestros planteamientos. Creemos que ello es debido esencialmente por un previo desconocimiento de nuestras propuestas. Ante ello sólo cabe una actitud por nuestra parte: trabajar y convencer. Pero si hay algo por lo que no estamos dispuestos a transigir, es a callar ante la crítica zafia y vulgar tan propia de la extrema derecha como de ciertos elementos izquierdistas. Como era de esperar se han alzado voces en contra nuestra, especialmente de sectores provenientes de la aburguesada tropa derechista engalanada de NR. Queremos a través de esta Editorial (junto con otro artículo de esta T. de E.) dejar bien claro cual es nuestro posicionamiento ante los sectores denominados NR, y ante aquellas personas que no entienden muy bien que es eso del Nacional-Bolchevismo. En el número 4 de T. de E., dábamos cuenta de la constitución en Rusia del FRENTE NACIONAL-BOLCHEVIQUE, y entre otras cosas reproducíamos el comunicado de prensa de dicho acto. Con ello intentábamos exponer a nuestros lectores, puntuales u ocasionales, lo que pretendía ser, y es, el Nacional-Bolchevismo. En el citado comunicado se podía leer: “Necesitamos urgentemente la creación de una estructura política e ideológica radical de nuevo tipo: necesitamos responder a las exigencias de la Historia” y seguía: “¿Qué es el Nacional-Bolchevismo? Es la confluencia de las formas más radicales de la lucha social con las formas más radicales de la lucha nacional: Eso es el Nacional-Bolchevismo”. Y más adelante se afirmaba: “La revolución social es sinónimo de revolución nacional, y la revolución nacional es sinónimo de revolución social”. Si lo anteriormente expuesto no se entiende o no se comprende, puede ser por dos motivos, el primero por una incomprensión de buena fe, el segundo por ignorancia intencionada.


Dentro del movimiento NR siempre ha existido dos formas de entender el quehacer ideológico y político, o acentuando el carácter nacional, o acentuando el carácter revolucionario y social. La Historia nos demuestra que siempre ha prevalecido lo primero, y eso ha sido y es debido, a que detrás de un supuesto NR casi siempre ha habido un “facha”, en el sentido más peyorativo de la palabra. Serían múltiples los ejemplos que podríamos exponer, pero creemos que con referirnos a un hecho de total actualidad nos basta. En las últimas elecciones europeas hemos visto la presencia de ciertos elementos “NR” en las listas de la Alternativa Demócrata Nacional (ADN) inspirada por Juntas Españolas. Al parecer su intención es emular a sus colegas misinos y lepenistas, con ello pretenden vendernos que es posible hacer política NR en un partido de Derecha Nacional. De nuevo, pues, los NR (supuestos, diríamos nosotros), caen en la Derecha, en esa derecha patriotera, xenófoba y chauvinista. En esa Derecha que no sólo no condena al capitalismo, sino que convive con él. En esa derecha que siempre ha acabado vendida al capital, porque en el fondo siempre ha primado su espíritu burgués. Nada nos preocupan las críticas provenientes de esta mentalidad facha, cerrada y momificada. No nos desprestigian llamándonos izquierdistas o marginales, su carencia de credibilidad es nuestra mayor verdad. No es nuestra intención alzarnos como los abanderados de los NR, sencillamente no nos interesa, demasiado han prostituido ese concepto.


Lo cierto es que los miembros de ALTERNATIVA EUROPEA, rehuimos de las etiquetas, nosotros creemos en la labor diaria, en la fidelidad a nuestros principios, y entre ellos está de forma firme y rotunda nuestra síntesis, la cual no es otra, que el sentir de la revolución social y nacional de Europa, es decir, el NACIONAL-BOLCHEVISMO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: